¿PUEDO DEJAR DE PAGAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS?

Antes de responder a la pregunta que hemos puesto por título, vamos a aclarar qué es la pensión de alimentos.

Cuando se inicia el procedimiento de nulidad, separación o divorcio, uno de los aspectos a fijar es la pensión de alimentos para los hijos, ya sean menores de edad, o mayores de edad pero que todavía no tengan los medios económicos para sustentarse por sí mismos.

La pensión de alimentos es la cuantía económica que cada progenitor debe destinar al sustento de los hijos, y ésta se fija en función de las circunstancias económicas de los progenitores y de las necesidades de los hijos. Es decir, la cuantía que se fije debe ser suficiente para cubrir las necesidades de los hijos, pero también se tiene en consideración los medios económicos que dispongan los progenitores.

¿Y qué es considerado alimentos? Es decir, qué bienes o necesidades han de tenerse en cuenta para fijar esta cuantía. Bien, la definición de «alimentos» en el ámbito jurídico, es todo aquello que sea indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y educación. 

Bien, y aclarado esto, ¿cuándo puedo dejar de pagar la pensión de alimentos? ¿finaliza automáticamente cuando el hijo adquiere la mayoría de edad? ¡Sigue leyendo para averiguarlo!

¿La pensión de alimentos acaba cuando los hijos cumplen la mayoría de edad?

No. La pensión de alimentos no cesa por la mayoría de edad de manera automática. Nuestro Código Civil nos indica los motivos tasados por los que podemos solicitar la cesación de la pensión de alimentos, es decir, dejar de pagar la pensión, y son: 

a) Muerte del obligado a suministrar alimentos.

b) Muerte del alimentista (quien recibe los alimentos).

c) Cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder saisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia.

d) Cuando el alimentista pueda ejercer un oficio, profesión o industria, o haya adquirido un destino o mejorado de fortuna, de suerte que no sea necesaria la pensión alimenticia para su subsistencia.

e) Cuando el alimentista, sea o no heredero forzoso, hubiese cometido alguna falta de las que dan lugar a la desheredación. 

f) Cuando el alimentista sea descendiente del obligado a dar alimentos, y la necesidad de aquél provenga de mala conducta o de falta de aplicación al trabajo, mientras subsista esta causa.

 Es decir, las causas más habituales por las que se solicita que se suprima la pensión de alimentos es; o bien porque el hijo ya obtiene unos ingresos suficientes para poder valerse por si mismo (sustentarse económicamente), o bien porque, pese a no tener ingresos, no está invirtiendo su tiempo de manera fructífera en los estudios ni tampoco muestra interés en obtener un empleo.

Para solicitar la cesación de la pensión de alimentos, se debe interponer una demanda ante el Tribunal que conoció el procedimiento de divorcio. Es decir, incluso aunque haya acuerdo, es necesario interponer demanda, que puede ser contenciosa o de mutuo acuerdo entre los progenitores, para que sea el juez quien ratifique esta modificación de medidas en interés del menor, pues la pensión de alimentos no es un derecho renunciable ni transmisible. 

Aparte de lo anterior, la pensión de alimentos también puede disminuir, aumentar, o suspenderse temporalmente ante modificaciones de las circunstancias de los progenitores y los menores. 

 

Si buscas abogada de Familia en Palma de Mallorca para solicitar la cesación o modificación de la pensión de alimentos, ponte en contacto al siguiente email info@puigserverabogados.com o llamando al 971375485

× ¿Cómo podemos ayudarte?